Create blog

2 years ago

Dejemos las cosas claras

Dejemos las cosas claras

Vamos a precisar, al detalle, una forma de operar en bolsa de la que todo el mundo habla.


Y que, sin embargo, puede inducir a error a cualquiera que, no conociendo de forma minuciosa su funcionamiento, corra el riesgo a la hora de invertir en bolsa que puede aplicarla de una manera equivocada.

E irse confiado de vacaciones, pensando que todo está bajo control.

Encontrándose a la vuelta, si las cosas se han torcido, con un disgusto, quizás pequeño, quizás considerable.

¿Que de qué estamos hablando?

Estamos hablando de la forma correcta de trabajar con ese elemento que brilla por su ausencia en nuestra cartera.

El tan traído y llevado, tan citado, mencionado, …

Objeto de tantas y tantas conversaciones en los foros…

El inigualable, único, inimitable…

STOP LOSS

 

Una vez más convertido en tema de nuestros artículos, si bien nos comprometemos, desde ya, a que éste sea, en mucho tiempo, nuestro último comentario sobre el particular.

Y lo vamos a hacer tratando de resolver las que suelen ser las dudas más comunes sobre el tema y algunos errores de concepto que, en ocasiones, van asociados a esta operativa.

Lo haremos en forma de preguntas y respuestas.

Vamos allá.

¿Cómo hago para informar una orden de venta con stop loss?

Estas órdenes, conocidas como órdenes condicionadas, requieren de la colocación de dos precios.

Uno de activación, alcanzado el cual la orden salta al mercado.

Y otro de ejecución, que es el precio que tú señalas como mínimo para vender, es decir, por debajo del cual, no deseas desprenderte de tus acciones.

Das una orden de venta sobre Telefónica, condicionada a que el precio sea menor o igual a 12,38, y limitada a un precio de 12,37, por ejemplo.

¿Y ahora qué, ya está todo hecho, puedo respirar tranquilo, sabiendo que, pase lo que pase, suceda lo que suceda, mis acciones se van a vender, como poco a 12,37?

De ninguna manera.

Imagínate que las acciones de la operadora se están cambiando a 12,50, por decir algo, y que una noticia inesperada y negativa, provoca un repentino y fuerte descenso en su precio.

¿Y a mi qué?  Yo tengo un stop loss puesto.

Pues si tienes un stop loss puesto como si tienes, en este momento, también puesto, un sombrero de paja en la cabeza.

Que te va a proteger lo mismo tanto uno como otro.

Porque, aunque, efectivamente, el stop loss puede ejecutarse…

También podría no hacerlo.

Porque, en el momento que la acción alcance tu precio de activación y salte al mercado, podría ocurrir que, de un precio de intercambio de 12,38 se pasara a otro de 12,36, o menor, respetando, en todo caso, los rangos dinámicos, que señalan la desviación máxima que, sobre el último precio negociado, puede tener cada valor.

Y te quedaras con tus acciones en la cartera, al no haberse encontrado contrapartida compradora para tu precio límite de 12,37.

Y tu en la playa, oyendo o leyendo lo ocurrido y sonriendo, pensando de la que te has librado.

Y lo buenos que son los stop loss.

Y lo rico que está este “pescaito” frito.

amateur porn tube